jueves, 18 de octubre de 2012

Recomendaciones para la Educación Primaria

Otra de las etapas que abordaremos es la Educación Primaria, etapa muy importante en el desarrollo de la lectura y de la escritura. Las recomendaciones que a continuación explicamos irán dirigidas tanto a la familia como al centro educativo del niño.
  • Recomendamos una mayor preocupación por parte de los padres en lo que se refiere a las tareas escolares de sus hijos e hijas y sobre todo que presten atención al desarrollo lector de estos. Por ello es importante que los padres dispongan de tiempo para dedicarlo a realizar dichas tareas.

  • Realizar actividades de refuerzo dentro de la clase para aquellos niños que presenten mayores dificultades con el objetivo de no excluirlos del grupo. Además de los refuerzos aportados por el profesor, el trabajo en grupo también favorece a una mejora en las capacidades lectoescritoras. Los profesores pueden generar una cooperación entre los niños partiendo de un texto que puedan compartir de forma simultánea. Todos ellos intentarán ordenar y construir el significado del texto existiendo una cooperación.

  • El logopeda del colegio debería realizar reuniones periódicas con los padres para hacerles saber cómo va evolucionando el niño o la niña y explicarles posibles tareas que ellos puedan realizar en casa, así se implicará en el proceso de desarrollo de la lectoescritura.

  •  Desde el centro educativo se pueden realizar actividades motivantes y divertidas para los niños y niñas como talleres de lectura, de interpretación de cuentos, cambios de libros. Todas estas actividades tienen como objetivo que el niño o la niña sea el protagonista de su propio aprendizaje.


  • Tanto desde el hogar como desde la escuela se debería incentivar el uso de herramientas TICs y de la lectura digital, ya que esto supone una importante fuente de motivación para el niño o la niña, al cambiar los formatos de lectura. Aunque somos conscientes de que no en todos los hogares se puede disponer de dichas herramientas.

  • Recomendamos a los profesores que se realicen juegos competitivos con el objetivo de fomentar la lectura entre padres e hijos. Al final de curso se puede conceder un diploma de “familia mejor lectora/escritora”. Se pretende con esto conseguir que las familias se comprometan con el hábito lector de sus hijos.

  •  A los padres les ofrecemos la posibilidad de que realicen un cuaderno de escritura propio y un calendario para que lleven la cuenta de los días que han escrito todos ellos y para que el tutor pueda comprobar cómo se está realizando esta actividad. De esta manera mejoraremos de manera indirecta la lectura.

  • Otra actividad que se puede realizar desde la familia es que mientras que el niño lee los padres y el mismo dramatizan o escenifican el relato, así se convierte en juego el momento de la lectura. De esta manera, como afirma Vygostki,  la utilización del juego de dramatizar contribuye al desarrollo del lenguaje escrito.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mapa de visitas